Zen-izarme

Un muy buen entrenador que he conocido este año, me ha enseñado un concepto del zen que ha cambiado mi modo de ver un montón de cosas. Me encanta cuando puedo asumir algo que me enseñan y me siento sumamente agradecida.

La cosa es que la mente zen, es la mente del principiante. En la mente del principiante hay muchas posibilidades mientras en la mente del experto hay muy pocas. De modo que cuando afrontamos una situación con mente de experto (incluso si somos realmente expertos en algo) ya estás dando poca importancia a la tarea porque no vas a poner toda la atención que un principiante pondría si tuviera que afrontar la misma situación.

A veces intento recrear entrenamientos y charlas que me han salido muy bien, pero la segunda vez no me sale porque no me lo preparé como la primera.

Lo mismo pasa cuando nuestra argumento son los logros, Yo -experto- he conseguido esto  o lo otro. La forma de afrontar la situación es a través del EGO. Esto nos hace perder “la mente original” que es rica y suficiente en si misma, es en cierto modo, perder tu estado de autosuficiencia mental. En la mente del principiante no existen pensamientos como “he logrado algo”.

De modo, que el gran secreto, en todas las artes, es permanecer como un principiante.

 

 

Anuncios

VACUNAS

El miércoles fui a vacunarme de un montón de cosas porque en 10 días viajaré a Africa. La verdad es que tengo tanta prisa haciendo las cosas que no había caído en la cuenta de plantearme si me vacunaba o no hasta que estuve sentada delante de la aguja.
Mi primer miedo fue si las agujas dejarían en mis brazos hercúleos (ja ja ja) esa marca que tenían las abuelas. Mi segundo miedo fue, cómo me meten la misma dosis de bichos (atenuados, pero bichos) que a mi compañero que pesa el doble que yo?.

De allí me fui al gimnasio y me empecé a notar rara. Por la tarde ya tenía fiebre y por la noche mucha más. Entre proceso febril, dormir y levantarte por agua no paraba de pensar en un grupo de whats app que tengo con mis compañeros de primaria (EGB para clásicos). Nos saludamos todas las mañanas, unos hablan más y otros menos. El grupo lo hicieron para hacerle una celebración sorpresa a nuestro profe (espero que no lea esto porque aún no la hemos hecho). El caso es que siempre que tengo fiebre pienso explosivo, cosas tan negativas como si
me toca la lotería monto una empresa de tal y cual. Digo negativas, porque después no me toca nada, ni compro.
Y pensé en nuestro profe. Toda orgullosa que cuando tenía 13 años nos hicieron unos test psicológicos y mi evaluación fue que triunfaría en cualquier ámbito que me propusiera. Pues nada, eso siempre ha sido como mi VIDA EXTRA O BONUS TRACK. Así he hecho cosas como abandonar mi trabajo como funcionaria para hacerme autónoma, cambiar de ciudad para entrenar en un equipo de rugby, etc. Vamos que me he creído un poco inmortal todos estos años por esa frase que ponía en el informe psicológico de mi infancia.
Pero…
Caí en la cuenta de que…
Y si mi profe dijo eso a todo el mundo?
Pero …
Y si se lo dijo a todo el mundo, por qué solo yo le hice caso?

Cuando confiamos en alguien, se lo decimos de verdad??

Gracias profe, una vez más

Dedicado a Piticli, mola la gente que lucha!

La Cura de todo

16.00 horas y ya he entrenado con 6 personas.

Los lunes empiezo a las 6.45 y acabo tan tarde.

Son las 16.00 y calculo que tengo la energía justa de llegar al sofá y recargarme durante 7 minutos para volver a salir de casa.

Entonces, mientras aparco, lo oigo, subo el volumen, tarareo, salgo del coche de un salto, me pongo los auriculares y vuelvo a correr bajo el sol, el frío sol de este semana sigue calentando si  oigo esto. Subo a casa con las escaleras de dos en dos para conectar la radio a la wifi.

  • Qué es esto? dice mi sobrino.
  • Mi canción preferida, de mi grupo preferido
  • Qué es?
  • Preguntale a tu madre. En casa todos sabemos la canción preferida de todos y ésta es la mía – grito mientras me mira saltar.

 

Imprescindibleeeeeeeeeeee

http://www.rtve.es/alacarta/audios/6×3/6×3-mejor-the-cure-29-07-14/2681272/

 

COSAS PEQUEÑAS cosas pequeñas

Si hablamos de cosas pequeñas, que te alegran los lunes, hablamos de café… Después de tanto tiempo con horas muertas durante el día en mitad de Madrid, tengo identificados donde puedes tomar los mejores cafés con poca gente, wifi y ambiente para pensar/despensar. Qué le vamos a hacer, hace 20 años tenía identificados bares que estaban abiertos hasta la hora del desayuno…

Cuando queremos volver a encontrar la esencia de las cosas, nos aconsejan buscar disfrutar de las cosas pequeñas. Para mi los lunes, el día de buscar eso. Me pongo en marcha pero como mirando la semana por delante, pero por encima del café. Y he pensado hacer una lista de cosas pequeñas, para disfrutar. Pues aquí tenéis mi lista de cosas que disfrutar, (algunas son MENOS PEQUEÑAS…)

1. Café en Madrid

2. MI coche silencioso delicioso con el que hablo y le digo que es muy bueno.

3. Mi pijama nuevo

4. Mi mochila vieja

5. El sol en invierno, que GRANDE…

6. El VIPs

7. La dulzura de “Vivir es fácil con los ojos cerrados”

8. Pensar, de repente, cruzando un semáforo en una frase de Sabina

9. Ropa del color de las cerezas

10. Sentirme como en Breakfast at Tiffany´s cuando miro el escaparate de Nike

11. La serie UTOPIA

12. La presentación del 6NACIONES de la BBC con Morgan Freeman, hace años

13. Mantener silencio con otra persona, y estar cómoda, comodísima!

14. El olor de Sydney

15. La biblioteca del Reina Sofia

16. La escena fina en El Club de la Lucha, y preguntarme siempre si es ELLA real?

17. El saxofón y Dani Nel.lo

18. Andar apoyando el talón donde acaban los dedos del pie anterior.

19. Leer Corazón, coraza, de Mario Benedetti

20. Ver en un escenario a Mal Pelo Danza Contemporanea

21. Recordar el discurso de Juan Carlos Pérez en el vestuario de la selección sub19

22. Ver bailar a Madonna antes,… y ahora

23. The Royal Tennenbaums y todos sus personajes al completo

24. La primera novela que leí de Kureishi

25. Ver dormir a Jess P.

26. El color del cielo de Copenague en verano

27. El chubasquero de la replicante pelirroja de Blade Runner

28. Los libros que pesan

29. Que las tazas sean diferentes en tamaños, colores y texturas…

30. El chocolate cuando tienes ataque de chocolate

31. Inventos como el TRX

32. El texto de la chica del AS

33. Las frambuesas

34. Las fotos viejas

35. Creep de Radiohead

36. Las chicas que entrenan con trenzas

37. Ver The Good Wife de dos en dos

38. Conocer a gente que te contagia ilusión

39. Un bol de fruta cuando hace calor

40. Los libros del VIPs, antes 79, ahora 5…

41. Mi familia en Nochevieja

42. Constatar que hay gente realmente ingeniosa en twitter

43. Recordar a aquel equipo de Indus cantar DON´T STOP ME NOW a la vuelta del partido de León

44. Mirar la cinta de VHS de Metrópolis

45. Michael Jordan

46. Las playas vacías de Almería

47. Cuando corro por el Retiro y oigo el acordeón de ese señor argentino

48. El Superrugby y la NBA

49. Los móviles que tienen algo roto o un poco de celo para que no se descompongan

50. Ver a gente que sonríe

51. Las almendras

52. Los pic-nics

53. M-Clan en concierto

54. Las adidas Boost

55. La gente con dientes ligeramente desordenados

56. Cocinar arroz en cualquiera de sus formatos

57. Cuando entras en la habitación de un hotel que mola y quieres ver todo muy rápido pero lo primero que haces es tumbarte en la cama y afirmas, muy buena, si señor.

58. Los maniquíes hipermazados de las tiendas de deportes.

59. Harry Potter

60. Las melé en el Rugby Championship

61. Los dálmatas

62. Ver un capítulo de los Simpson que ya hayas visto y no poder dejar de verlo.

63. Los electródomésticos y muebles que han pasado por 3 mudanzas

64. Mis nuevos altavoces

65. Historias de Philadelphia

66. Jugar al pádel con Mario Subijana

67. Robert Redford en El golpe

68. No soportar los anuncios entre películas pero adorar los festivales de Publicidad

69. Ver dibujar a mi sobrino Alex

70. El risk, en juego de mesa y en entrenamiento de rugby

71. Corto Maltés, como modelo de actitud postural

72. Oir a los Gipsy Kings en Croacia

73. Pisar descalza sobre una alfombra mullida

74. El pan que traía a casa Jacobo Moreno

75. La sala donde hacía Danza Contact en Granada

76. Antonio Puentes

77. La pelirroja de Juego de Tronos

78. Las canciones que no puedes parar de oír.

79. Cuando llueve y te da igual mojarte

80. Hacer planes y escribirlos en una hoja

81. Tener conversaciones transcendentales cuando conduces y quedan kilómetros…

82. Los artículos de investigación que me hacen un guiño a las teorías que he defendido siempre.

83. Mi amigo Raper equilibrando el mundo

84. Los hombros de Alvaro

85. Que Jorge en 6 meses lleve más entrenamientos que muchos jugadores senior.

86. Que alguien se acuerde de tí a las 3 de las mañana y te ponga un mensaje desafiando las alturas a las que estamos.

87. La fruta en Colombia

88. Los mails super-largos que guardas toda la vida.

89. Ver videos de Tana Umaga

90. La canciones tristes que te apetece oír cuando estás triste.

91. El jinete polaco

92. Spotify

93. Mi familia en eventos

94. Entrenar a las 7 de la mañana, que da pereza pero deja buena sensación.

95. El yoga de Elsa

96. Meterte debajo del agua en una piscina y mirar hacia arriba como en el Graduado.

97. Emocionarte cuando alguien corre bien.

98. Los calcetines que pone derecha/izquierda

99. Las listas que enlaza la gente en Facebook: 25 ciudades abandonadas, 40 paisajes extramundanales, etc

100. Hacer listas para buscar cosas pequeñas que enlazan con tu esencia…

Feliz lunes

REGALOS DE NAVIDAD

En mi casa los regalos se dan en Nochevieja, así somos. Ni Papa Noel ni Reyes, ni pa ti ni pa mi, Nochevieja. He tenido regalos superchulos, Esta mañana, iba a guardar la caja de unos altavoces sin cables que me han encantado y he pensado, guardo las instrucciones con la caja o las leo para no perderme posibilidades? Antes siempre me leía las instrucciones, de la lavadora, de discman que tuve en en instituto, de la primera tele que compré… pero hay cosas, a las que como, tal vez no les pido más, pues no leo las instrucciones. Tal vez mis nuevos altavoces tienen un montón de posibilidades pero yo solo los voy a usar para una cosa. Qué pena, no?

Y si…y si eso pasa con las personas??? Y si no leemos todas sus instrucciones y no aprovechamos todo lo que podríamos aprender de ellas o colaborar con ellas?.  A veces siento que eso podría ser así con algunas personas interesantes o también que otras personas tampoco leen mis instrucciones y no podemos llegar donde queremos.

Por lo que ahí va mi propuesta de 2015… leer un poco más las instrucciones de los demás y también, leer un poco más mis propias instrucciones!!

Feliz 2015 a tutti!!

Os dejo un video, que aunque no tiene nada que ver, pues os hará sentir y a mi me da ganas de ¿respirar?, que también está bien para empezar el año!

LO QUE HE APRENDIDO EN 2014

Si valoro los años por todo lo que he aprendido, este ha sido el mejor año.

He aprendido muchas cosas de fuerza, de movilidad, de coaching, de rugby, de empresas, de “saber estar”, de pareja, de entrenamiento personal,  pero os voy a “entregar” lo que considero mi joya de aprendizaje del año.

¿Os ha pasado que cuando viajas solos estáis asustados? El idioma es una de las cosas que a mi me hace que un viaje SOLA me asuste más o menos. Si viajo a un sitio donde hablan español, sé que aunque las cosas se pongan muy feas, siempre puedo tirar de elocuencia para solucionar problemas. El segundo escalón sería el inglés. El tercer escalón de miedo es ir a un país donde no hablan ni español ni inglés (y no lo controlan) y el cuarto escalón es viajar sola a un país donde el idioma es un problema y también lo es la seguridad o “la percepción de la igualdad”.

Cuando viajamos solos estamos asustados, pero en mi caso también un poco emocionada por el reto. Las personas ante el miedo tienen diferentes reacciones. A mi, que me paso la vida dándole a la misma un sentido de juego/competición, el miedo me parece un reto y superarlo me hace sentirme un superhéroe.

Pero hay personas que ante el miedo reaccionan cargando ante los demás, burlándose o simplemente echando la culpa de algo a otra persona. Aunque aún no han reconocido que es miedo.

Pues, sabedlo, la vida es un viaje en el que viajamos solo, y hay cosas nuevas que nos producen miedo. Solo hay que reconocerlo. Reconocer esto en los demás, me ha ayudado a perdonar y entender muchas de las cosas raras que me han sucedido este año. Hay gente asustada por los cambios de su vida, por sus nuevas ocupaciones, por sus lesiones, por los fracasos con los que no contaban, por los nuevos cargos, por nuevas responsabilidades, por enfermedades, por problemas de pareja o familiares. Solo están asustados, por eso actúan así.

Viajo sola y cuando vuelvo escribo sobre lo que he superado. Y ya estoy preparada para el 2015.

De nada 😉

MOCHILERA.001

VUELTA A MADRID

Aunque volví el jueves a Madrid, no me he sentido con los pies en la Gran Vía hasta el sábado. Y, obvio, esto es una metáfora, porque no pisé la Gran Vía pero fui hasta las fiestas de San Cayetano en Metro y luego volví a casa andando pudiendo comprobar que todo estaba tal como lo había dejado, pero con más calor.

Una de las cosas que más me sorprendió es la cantidad de gente que hay en Madrid para ser primera quincena de agosto. ¿Y esto? ¿La crisis? ¿Madrid es lo mejor? ¿Os vais en Septiembre? ¿Todos estáis ya de pretemporada?. Nu se, pero era el primer año que vi tanta gente.

Como estoy lesionada no he tenido unas vacaciones muy “intrépidas” pero si he tenido tiempo para darle bien a la cabeza, con todo lo malo y lo bueno que lleva eso… Reformas en la cocina, en tu modo de vida, proyectos, etc. Así que volví no muy descansada de mente (si es que eso alguna vez se consigue –en-ello-yoga-estoy). Por eso el domingo, quedamos con mi amigo Kaiku, que sí que es intrépido y hicimos “el cabra” (jejejeje me encanta decir eso) subiendo a Peñalara. Quedamos con él a las 5.45h, para lo que nos tuvimos que despertar a las 4.00 a.m. Estaréis atando cabos (fiestas de San Cayetano y madrugón). Pues sí, Mar-can-do!!! A las 4 me desperté emocionada por el plan. Era una forma guay de probar mi rodilla antes de la temporada, de ver a Kaiku en su salsa y de conocer la sierra madrileña, que ahí estoy con bastante ignorancia.

Pues estuvo genial, hipoxia, frío y un amanecer espectacular.

Curiosamente Kaiku también se sorprendió de la cantidad de gente que había en la cima e incluso de la cantidad de gente que había pasado la noche allí. El nos contó que había luna llena y eran las perseidas, ya sabéis, eso de estrellas fugaces donde vas con una lista para pedir deseos y parece que el personal tiene muchos cosas que pedir… Kaiku adora la montaña en general pero especialmente ese zona, que es su hábitat y como el que está en casa, la protege y la cuida. Así que al bajar hizo un rápido llamamiento en las redes sociales sobre que subir a la montaña es muy bueno y todo eso, pero que, sobre todas las cosas, hay que cuidarlas y dejarla como si no hubiéramos pasado por allí. Ahora que somos tantos en Madrid más…

 

Por favor, no os perdáis:

– el blog de Kaiku en: http://www.kaikuland.com
– las fotos de kaiku en instagram: como kaiku (uno de los mejores fotógrafos de naturaleza)
– los comentarios de kaiku en twitter como @kaikuland

peñalara mar