por qué me gustan los jueves?

… porque huele a partido

… porque hay velocidad

… porque entrenamos en el campo 1

… porque es casi finde y…

“la felicidad está en la sala de espera de la felicidad”,

la felicidad no existe como tal, es el hecho de trabajar para buscarla lo que te hace feliz. Eso son los jueves.

chami1

 

 

plan B

Una mañana horrible de atascos en Madrid seguida de una tarde perfect en Valladolid. Cuando estaba en mitad del atasco, ya sabes que hay un mito que dice que el tráfico está tan mal ahora en madrid para las elecciones (psicología inversa o yo qué sé). Pues eso, como estaba en el atasco,y quería lanzar los vasos o los platos contra un muro de piedra como en la pelis, pero dentro del coche ello conlleva graves problemas de logística, mi desesperación fue a more y los problemas que me daban vueltas en la cabeza se fueron haciendo más poderosos dentro de ella, o sea, infierno total=mañana de merd. Pero de pronto he pensado: siempre me queda el plan B.

¿Cuál es mi plan B?

Un mundo por recorrer…

Parada 1 – Australia

Parada 2 – NZ

Parada 3 – Hawaii o donde esté Zack Payne

Parada 4 – Canadá

Parada 5 – EEUU

Parada 6 – Mexico

Parada 7 – Chile y Argentina

Parada 8 – Ciudad del Cabo

Esto de inicio en esquema, luego lo que surja. Pues… que me ha animado el día saber que tengo un plan B tan potentorro, vamos que casi que dan ganas de que se complique en plan A y pasar al B.

Lo más curioso es que parte del plan B es hacerla en coche, porque conducir me relaja, me invita a hacer un montón de planes y lo disfruto realmente. Entonces, cuál es la diferencia entre el atascolavidaesunamierda y las movieroads por el mundo. La diferencia es la hora de llegada…

Este video lo he editado para dos personas. Sobrao y Semidios. No lo había vuelto a ver desde que lo grabé pero llevo unos días pensando en ese instante. Es la música que sonaba en la radio en ese momento, lo único que he añadido a lo que captó mi cámara es un título.

plan B

DORMIR

Una de las cosas que más recuerdo cuando era pequeña era lo que me costaba dormir. Los adultos te obligaban a dormir y a mi se me hacía muy difícil. El sueño era algo raro, donde pasaban cosas raras, que sobre todo, no quería que pasaran. Mi pesadilla siempre es la guerra. No se por qué, tal vez fueron películas, que me afectaron. La pesadilla de mi madre, sin embargo son los terremotos. En definitiva, la pesadilla es el sufrimiento y la separación de nuestra familia, correr gritando, muy hollywood, pero chungo de verdad. Y cuando estás dentro te parece tan real…

Pero lo más raro son los sueños que se repiten, como cuando sueño siempre estoy en mi casa, pero es la casa de mis sueños no mi casa. Cuando digo casa de mis sueños no me refiero a ese chaletón con gym y piscina, si no, a una casa donde vivo cuando sueño, pero donde van cambiando cosas como el color de los muebles o del sofá. Raro, no? Hay mañanas que me despierto y busco las llaves de esa otra casa y me pregunto si he pagado el IBI.

Y luego están los sueños donde soy como un superhéroe y atravieso paredes y suena música tipo iglesia. Ya, muy rayex…Una vez con 19 haciendo eso de pasar pareces volando, llegué a una y… me hice añicos!. Yo no le doy vueltas, ni Freud ni nada, que los sueños son muy raros.

Desde hace un tiempo, los mejores sueños son en los que aparece mi familia, todos juntos celebrando cosas, sobre todo si aparece mi padre. Porque entonces quiero quedarme un poco más en el sueño y tenerlo cerca de nuevo. 🙂

Pues eso, dulces sueños

LO QUE HE APRENDIDO EN 2014

Si valoro los años por todo lo que he aprendido, este ha sido el mejor año.

He aprendido muchas cosas de fuerza, de movilidad, de coaching, de rugby, de empresas, de “saber estar”, de pareja, de entrenamiento personal,  pero os voy a “entregar” lo que considero mi joya de aprendizaje del año.

¿Os ha pasado que cuando viajas solos estáis asustados? El idioma es una de las cosas que a mi me hace que un viaje SOLA me asuste más o menos. Si viajo a un sitio donde hablan español, sé que aunque las cosas se pongan muy feas, siempre puedo tirar de elocuencia para solucionar problemas. El segundo escalón sería el inglés. El tercer escalón de miedo es ir a un país donde no hablan ni español ni inglés (y no lo controlan) y el cuarto escalón es viajar sola a un país donde el idioma es un problema y también lo es la seguridad o “la percepción de la igualdad”.

Cuando viajamos solos estamos asustados, pero en mi caso también un poco emocionada por el reto. Las personas ante el miedo tienen diferentes reacciones. A mi, que me paso la vida dándole a la misma un sentido de juego/competición, el miedo me parece un reto y superarlo me hace sentirme un superhéroe.

Pero hay personas que ante el miedo reaccionan cargando ante los demás, burlándose o simplemente echando la culpa de algo a otra persona. Aunque aún no han reconocido que es miedo.

Pues, sabedlo, la vida es un viaje en el que viajamos solo, y hay cosas nuevas que nos producen miedo. Solo hay que reconocerlo. Reconocer esto en los demás, me ha ayudado a perdonar y entender muchas de las cosas raras que me han sucedido este año. Hay gente asustada por los cambios de su vida, por sus nuevas ocupaciones, por sus lesiones, por los fracasos con los que no contaban, por los nuevos cargos, por nuevas responsabilidades, por enfermedades, por problemas de pareja o familiares. Solo están asustados, por eso actúan así.

Viajo sola y cuando vuelvo escribo sobre lo que he superado. Y ya estoy preparada para el 2015.

De nada 😉

MOCHILERA.001

VUELTA A MADRID

Aunque volví el jueves a Madrid, no me he sentido con los pies en la Gran Vía hasta el sábado. Y, obvio, esto es una metáfora, porque no pisé la Gran Vía pero fui hasta las fiestas de San Cayetano en Metro y luego volví a casa andando pudiendo comprobar que todo estaba tal como lo había dejado, pero con más calor.

Una de las cosas que más me sorprendió es la cantidad de gente que hay en Madrid para ser primera quincena de agosto. ¿Y esto? ¿La crisis? ¿Madrid es lo mejor? ¿Os vais en Septiembre? ¿Todos estáis ya de pretemporada?. Nu se, pero era el primer año que vi tanta gente.

Como estoy lesionada no he tenido unas vacaciones muy “intrépidas” pero si he tenido tiempo para darle bien a la cabeza, con todo lo malo y lo bueno que lleva eso… Reformas en la cocina, en tu modo de vida, proyectos, etc. Así que volví no muy descansada de mente (si es que eso alguna vez se consigue –en-ello-yoga-estoy). Por eso el domingo, quedamos con mi amigo Kaiku, que sí que es intrépido y hicimos “el cabra” (jejejeje me encanta decir eso) subiendo a Peñalara. Quedamos con él a las 5.45h, para lo que nos tuvimos que despertar a las 4.00 a.m. Estaréis atando cabos (fiestas de San Cayetano y madrugón). Pues sí, Mar-can-do!!! A las 4 me desperté emocionada por el plan. Era una forma guay de probar mi rodilla antes de la temporada, de ver a Kaiku en su salsa y de conocer la sierra madrileña, que ahí estoy con bastante ignorancia.

Pues estuvo genial, hipoxia, frío y un amanecer espectacular.

Curiosamente Kaiku también se sorprendió de la cantidad de gente que había en la cima e incluso de la cantidad de gente que había pasado la noche allí. El nos contó que había luna llena y eran las perseidas, ya sabéis, eso de estrellas fugaces donde vas con una lista para pedir deseos y parece que el personal tiene muchos cosas que pedir… Kaiku adora la montaña en general pero especialmente ese zona, que es su hábitat y como el que está en casa, la protege y la cuida. Así que al bajar hizo un rápido llamamiento en las redes sociales sobre que subir a la montaña es muy bueno y todo eso, pero que, sobre todas las cosas, hay que cuidarlas y dejarla como si no hubiéramos pasado por allí. Ahora que somos tantos en Madrid más…

 

Por favor, no os perdáis:

– el blog de Kaiku en: http://www.kaikuland.com
– las fotos de kaiku en instagram: como kaiku (uno de los mejores fotógrafos de naturaleza)
– los comentarios de kaiku en twitter como @kaikuland

peñalara mar

MADRID DENTROFUERA

No se si es la primavera interruptus, el exceso de entrenos de fuerza, la edad, la loca vida efímera de los autónomos, que ya no está Jess, que Crimea deja de ser de Ukrania, o que hay demasiadas cosas rojas en mi casa. El caso es que llevo unos días que me subo por las paredes, quiero salir de Madrid pero sin irme nunca, quiero correr montaña arriba, morder un brazo, un músculo trapecio o un sandwich de atún, no responder nunca más al teléfono, comprarme una furgoneta de huidas, tomar colocaos infinitos, mojarme los pies en el mar, oír canciones viejas de Sabina, y sobre todo saltar…

https://www.youtube.com/watch?v=QdCGYYPMujM

Imagen

MIRANDO AL FRENTE

He pasado el fin de semana en Granada porque no quería perderme el partido homenaje a Sofia Villa Cortés, gran jugadora de rugby, con la que empecé a jugar a este deporte en el club CR Granada. Ha sido emotivo encontrarnos con tanta gente que recordábamos su sonrisa y sus palabras, pero me ha hecho muchísima ilusión encontrarme con la pequeña Estela.

Estela llegó a nuestro equipo con 18 años, pero ya la conocíamos cuando jugaba en el Puerto de Santa María con 17 y era una auténtica revolución, en el campo, pero sobre todo, en la vida. Y así sigue siendo. Estuve muy feliz de estar unas horas hablando con ella y empaparme de su vitalidad y energía. Y me quedo con una frase : Si no puedes llenar tu vida de días, llena tus días de vida. Parece una frase hecha para ella.

En estos días extraños y confusos que estoy viviendo, sus palabras y su ejemplo, me hacen mirar hacia delante con una sonrisa. Así es la gente del rugby, y hoy me ha tocado aprender de mi novata preferida.

ImagenImagen