Zen-izarme

Un muy buen entrenador que he conocido este año, me ha enseñado un concepto del zen que ha cambiado mi modo de ver un montón de cosas. Me encanta cuando puedo asumir algo que me enseñan y me siento sumamente agradecida.

La cosa es que la mente zen, es la mente del principiante. En la mente del principiante hay muchas posibilidades mientras en la mente del experto hay muy pocas. De modo que cuando afrontamos una situación con mente de experto (incluso si somos realmente expertos en algo) ya estás dando poca importancia a la tarea porque no vas a poner toda la atención que un principiante pondría si tuviera que afrontar la misma situación.

A veces intento recrear entrenamientos y charlas que me han salido muy bien, pero la segunda vez no me sale porque no me lo preparé como la primera.

Lo mismo pasa cuando nuestra argumento son los logros, Yo -experto- he conseguido esto  o lo otro. La forma de afrontar la situación es a través del EGO. Esto nos hace perder “la mente original” que es rica y suficiente en si misma, es en cierto modo, perder tu estado de autosuficiencia mental. En la mente del principiante no existen pensamientos como “he logrado algo”.

De modo, que el gran secreto, en todas las artes, es permanecer como un principiante.

 

 

WINTER PARADISE

Pues que diciembre es el mes que más me gusta, no por diciembre en sí, si no porque me entra una energía especial, “yuqueséporqué”. El frío es bonito si estás con un buen café y hay zonas de carrera chulas, con hojas por el suelo. Pero también, históricamente, en mi vida, me pasan cosas raras que van haciendo mi película.

valladolid2

Ahora que vivo entre dos ciudades parece que el tiempo va superrápido cuando estás en la carretera. Si voy a Valladolid en martes pienso que es lunes y si estoy en Madrid en viernes pienso que es sábado. Pero me voy acostumbrando y lo voy controlando y vivo amarrada al segundero.

El invierno tiene cosas buenas y cosas malas y como me encantan las listas, allá voy:

maloooo

  1. Sucumbir al 5 minutos más cada mañana y liarla. Es más fácil en invierno, lo acepto y me apoyo en esa teoría estacional. Sufro mucho con esto, de verdad. Dos horas más tarde me parece una tontería pero el momento madrugón me da nihilismo máximo y se desmorona en 5 minutos toda mi voluntad. Pero se pasa…
  2. La ropa pesa más, no puedo con ella.
  3. Tienes que soportar anuncios de perfumes. Yo pensé que me libraba porque no tengo tele pero… ahora también en youtube, en waze y muchas apps de las que soy fan.
  4. Se me quema la cara y los labios del frío.
  5. Es más difícil aparcar en Madrid.
  6. El invierno es más caro.
  7. Hay más posibilidades de que el balón esté mojado. So, menos flow…
  8. No hay Superrugby ni RugbyChampionship.
  9. Contracturas en el angular de la escápula por el frío…
  10. En invierno se piensa más y eso, admitámoslo, siempre está en la columna de lo malo, porque lo mejor es cuando las cosas son espontáneas.

valladolid1

bueno…

 

  1. Hay canciones, grupos, bandas y películas de invierno. The Cure, La princesa prometida, Four non Blondes, REM, Juego de Tronos… y son los mejores. Ufff REM, cómo eran tan buenos?
  2. El sofá es más grande, te habías fijado y, te guiña el ojo todo el tiempo.
  3. Correr en invierno es una pasada, el aire frío y pisar las hojas.
  4. El café está buenísimo en invierno, incluso el quinto de cada día.
  5. La Navidad y la familia. El Prenavidad, la Navidad y la Postnavidad.
  6. En inverno lees más, más cama, más sofá, más libros, más casa.
  7. La niebla de Valladolid, que me hace pensar que me levanto en Narnia cada mañana.
  8. Parque del Oeste.
  9. Las fotos de Kaiku en la nieve.
  10. El rugby en invierno. Los entrenos con frío, barro, lluvia. Los partidos con niebla…

valladolid3

Bueno, pues os dejo, que voy a hacerme un café calentito…

valladolid4

 

 

por qué me gustan los jueves?

… porque huele a partido

… porque hay velocidad

… porque entrenamos en el campo 1

… porque es casi finde y…

“la felicidad está en la sala de espera de la felicidad”,

la felicidad no existe como tal, es el hecho de trabajar para buscarla lo que te hace feliz. Eso son los jueves.

chami1

 

 

ATLETA

Estoy leyendo un libro sobre correr escrito por una persona que no es un atleta, quiero decir, no es un entrenador de atletismo ni fue ni ha sido nadie que haya competido en una prueba de atletismo. Es de otro deporte pero ahora corre. Y mola.
El libro mola.

Después de pasar una adolescencia como una incomprendida por salir a correr e ir a entrenar todos los días, me resulta extraño que se haya puesto tan de moda y que incluso gente que se reía de mi modo de vida antes, ahora me de consejos. Todos mis amigos de atletismo se siente igual. Es raro de explicar!

Ya no corro todos los días, pero si todas las semanas y muchas veces me digo, no quiero dejar de hacer esto nunca. Me entusiasma y tras quitarme esta sensación de que me hayan robado algo, empieza a gustarme que le guste a la gente, que haya más corredores por las calles, por los parques, por las montañas. Aún me cuesta llamarlo running y a los que lo practican runners.

El otro día, alguien me presentó como atleta. Al decirlo sentí cierto rubor, como si no me mereciera la palabra porque hace mucho que no estoy en el mundo del atletismo. Pero atleta viene del griego antiguo athlos, que significa competición. Y eso… si que no he dejado de hacerlo #tefundo!

post para Ler: quiero correr contigo por Madrid otra vez vestida de ninja…

three atletas

EQUIVOCACIONES y esa cosa llamada vida

Cuantos cuadernos he podido llegar a comprar para apuntar entrenamientos, propósitos, ejercicios de inglés, dibujos, ejercicios de rugby, traducciones de nutrición…? Sobre mi mesa ahora mismo hay exactamente 11 cuadernos… ¿de verdad pretendo llevar tantos registros al día? Cuando mi sobrino me ordena la mesa, cosa que agradezzzzcoooo, quiero tener todos esos cuadernos encima, ¡son necesarios, tengo que apuntarlo todo!

¿Really?

¿No debería centrarme y evitar las cosas que me desvían del trabajo diario?

A veces, lo mejor de la vida llega gracias a la equivocaciones. No se si será mi pasión por el “anticoaching” (o más bien por el “anti-coaching ortodoxo de-frases-hiperusadas-como-la-mierda-esa-de-la-zona-de-confort”) pero he decidido que voy a ser tan concienzuda que voy a pasar de eso de buscar un objetivo e ir a muerte, y seguir teniendo en cuenta las cosas que me voy encontrando en el camino. Cuando de pequeña iba a la biblioteca a buscar algo para el colegio siempre me encontraba información en el camino que me parecía muy valiosa. No me refiero en el camino de mi casa a la biblioteca, que también, si no, en la búsqueda. Igual que ahora, cuando busco en gafitasgoogle a un autor y te lleva a otro que te llama más la atención, o también pasa con la música, no? Obviamente eso nos distorsiona en la búsqueda de un objetivo concreto, pero lo enriquece mucho más y lo que es mejor, hace de nosotros lo que en realidad somos. Por ejemplo,no se de que me sirve saber cosas del Surrealismo para mi profesión hoy en día, pero en mis visitas a la biblioteca leí un montón sobre eso de los 12 a los 14 años. Siguiendo ese ejemplo, conocer a Dalí no me hace mejor entrenadora, pero tal vez me ha influido para rodearme de gente que mola un montón y eso a la larga son las “equivocaciones” que están dando forma a tu vida.

Os dejo que tengo que mientras estudiaba inglés me he encontrado con una nueva técnica de fisioterapia que quiero ver de qué va… 😉

Gracias pequeño círculo de personas escogidas por el background del surrealismo adolescente!!! Semi, Jess, Mario, Oti, Zaca, essssetera

press de banca

Siempre nos pasa. En la recuperación del press de banca, viene la reflexión más personal. En otros ejercicios hablamos de política o de deportes, pero a menudo, él para las mancuernas sobre su pecho y suspira. Y me cuenta…

Hoy he soñado que estaba en el vestuario de Ciudad Universitaria. He soñado los olores. He soñado los colores y el sonido de la ducha que nunca se termina de cerrar. He soñado poner crema calentadora en mis rodillas. Lo he olido. He soñado subirme las medias. Todo en su justo orden. Ponerme las espinilleras y las botas. Salir a calentar. Mi frecuencia cardíaca alterada por la competición. Salir al campo y empezar a calentar. Yo solo. Mis tobillos sueltos y saltando a ambos lados de la portería, caer al suelo sin un solo dolor y reincorporarme rápido y con la mirada hacia delante. Salgo de la portería para hacer unas carreras más largas y más intensas y me encuentro con el seleccionador. “Te veo superbien”, me dice, “¿por qué no te vienes al otro campo y juegas con la selección?” Sonrío emocionado y le contesto “pero no puedo, ahora soy parapléjico, no lo recuerdas?” y sigo corriendo, impulsando con mis tobillos ligeros, suelto, flexible y fuerte y sigo sonriendo. Con esa sonrisa me despierto y soy feliz con mi vida pero ojalá soñara todas las noches que vuelvo a prepararme para jugar al fútbol.

Y me mira, ¿¿cuál es el siguiente ejercicio??. Y vuelve a llevar la vista hacia el techo mientras sonríe y, saborea esa sensación.

ENELDO y FIBRAS MUSCULARES…

     Vivir en un barrio guay es… que leas una receta de “sardinas marinadas” y cuando te dispongas a hacerla, veas que necesitas sal Maldon y eneldo fresco, bajes y lo encuentres en un par de tiendas. Pues ese no es el caso de mi barrio. Las fruterías tienen lo básico y la tienda de ultramarinos (si, se sigue llamando así) está cerrada por agostez.   Pero mi barrio es un barrio perfe para CORRER. Como una isla entre la Casa de Campo, el parque del Oeste y el parque de la Bombilla, pero llevo 53 días lesionada y empiezo a valorar más tener una tienda gourmet con eneldo…

     Hoy me han hecho mi primera sesión de EPI, algo por lo que ya han pasado algunos de mis jugadores, y tengo que ser 24 horas sofá, libros, pelis, series y posiciones raras en la espalda para usar el ordenador. Algo fácil con el Mundial de Rugby Femenino jugandose y el Europeo de Atletismo. Pero, en estos días me muero de ganas saltar, correr, nadar, levantar, tirar, bailar…Tengo una energía que me sale por los dientes y no se dónde reciclar! Pero sobre todo echo de menos correr muy rápido y hacer yoga. Mucho. 53 días. Muchoooo.

epi

     Respecto a la EPI, os lo puedo contar de un modo más científico, pero básicamente es como quemar fibras raritas para que crezcan nuevas fibras bien colocadas y te dejen moverte con normalidad. Vamos, como una inquisición pero con los tejidos de nuestros cuerpecitos. Pero bueno, la parte positiva de las lesiones, es que te conoces un poco más, trabajas con tu mente en plan “hacerte más dura” y para mi trabajo estoy aprendiendo un montón de cositas que me cuenta el fisio. Y también, las lesiones, sirven para darte cuenta que tienes alrededor gente muy muy guay que te quiere un montón. Gracias Semidiós, Lerdis, Oti, family… Son cositas de fibras.

epi2