Zen-izarme

Un muy buen entrenador que he conocido este año, me ha enseñado un concepto del zen que ha cambiado mi modo de ver un montón de cosas. Me encanta cuando puedo asumir algo que me enseñan y me siento sumamente agradecida.

La cosa es que la mente zen, es la mente del principiante. En la mente del principiante hay muchas posibilidades mientras en la mente del experto hay muy pocas. De modo que cuando afrontamos una situación con mente de experto (incluso si somos realmente expertos en algo) ya estás dando poca importancia a la tarea porque no vas a poner toda la atención que un principiante pondría si tuviera que afrontar la misma situación.

A veces intento recrear entrenamientos y charlas que me han salido muy bien, pero la segunda vez no me sale porque no me lo preparé como la primera.

Lo mismo pasa cuando nuestra argumento son los logros, Yo -experto- he conseguido esto  o lo otro. La forma de afrontar la situación es a través del EGO. Esto nos hace perder “la mente original” que es rica y suficiente en si misma, es en cierto modo, perder tu estado de autosuficiencia mental. En la mente del principiante no existen pensamientos como “he logrado algo”.

De modo, que el gran secreto, en todas las artes, es permanecer como un principiante.

 

 

LO QUE HE APRENDIDO EN 2014

Si valoro los años por todo lo que he aprendido, este ha sido el mejor año.

He aprendido muchas cosas de fuerza, de movilidad, de coaching, de rugby, de empresas, de “saber estar”, de pareja, de entrenamiento personal,  pero os voy a “entregar” lo que considero mi joya de aprendizaje del año.

¿Os ha pasado que cuando viajas solos estáis asustados? El idioma es una de las cosas que a mi me hace que un viaje SOLA me asuste más o menos. Si viajo a un sitio donde hablan español, sé que aunque las cosas se pongan muy feas, siempre puedo tirar de elocuencia para solucionar problemas. El segundo escalón sería el inglés. El tercer escalón de miedo es ir a un país donde no hablan ni español ni inglés (y no lo controlan) y el cuarto escalón es viajar sola a un país donde el idioma es un problema y también lo es la seguridad o “la percepción de la igualdad”.

Cuando viajamos solos estamos asustados, pero en mi caso también un poco emocionada por el reto. Las personas ante el miedo tienen diferentes reacciones. A mi, que me paso la vida dándole a la misma un sentido de juego/competición, el miedo me parece un reto y superarlo me hace sentirme un superhéroe.

Pero hay personas que ante el miedo reaccionan cargando ante los demás, burlándose o simplemente echando la culpa de algo a otra persona. Aunque aún no han reconocido que es miedo.

Pues, sabedlo, la vida es un viaje en el que viajamos solo, y hay cosas nuevas que nos producen miedo. Solo hay que reconocerlo. Reconocer esto en los demás, me ha ayudado a perdonar y entender muchas de las cosas raras que me han sucedido este año. Hay gente asustada por los cambios de su vida, por sus nuevas ocupaciones, por sus lesiones, por los fracasos con los que no contaban, por los nuevos cargos, por nuevas responsabilidades, por enfermedades, por problemas de pareja o familiares. Solo están asustados, por eso actúan así.

Viajo sola y cuando vuelvo escribo sobre lo que he superado. Y ya estoy preparada para el 2015.

De nada 😉

MOCHILERA.001

VUELTA A MADRID

Aunque volví el jueves a Madrid, no me he sentido con los pies en la Gran Vía hasta el sábado. Y, obvio, esto es una metáfora, porque no pisé la Gran Vía pero fui hasta las fiestas de San Cayetano en Metro y luego volví a casa andando pudiendo comprobar que todo estaba tal como lo había dejado, pero con más calor.

Una de las cosas que más me sorprendió es la cantidad de gente que hay en Madrid para ser primera quincena de agosto. ¿Y esto? ¿La crisis? ¿Madrid es lo mejor? ¿Os vais en Septiembre? ¿Todos estáis ya de pretemporada?. Nu se, pero era el primer año que vi tanta gente.

Como estoy lesionada no he tenido unas vacaciones muy “intrépidas” pero si he tenido tiempo para darle bien a la cabeza, con todo lo malo y lo bueno que lleva eso… Reformas en la cocina, en tu modo de vida, proyectos, etc. Así que volví no muy descansada de mente (si es que eso alguna vez se consigue –en-ello-yoga-estoy). Por eso el domingo, quedamos con mi amigo Kaiku, que sí que es intrépido y hicimos “el cabra” (jejejeje me encanta decir eso) subiendo a Peñalara. Quedamos con él a las 5.45h, para lo que nos tuvimos que despertar a las 4.00 a.m. Estaréis atando cabos (fiestas de San Cayetano y madrugón). Pues sí, Mar-can-do!!! A las 4 me desperté emocionada por el plan. Era una forma guay de probar mi rodilla antes de la temporada, de ver a Kaiku en su salsa y de conocer la sierra madrileña, que ahí estoy con bastante ignorancia.

Pues estuvo genial, hipoxia, frío y un amanecer espectacular.

Curiosamente Kaiku también se sorprendió de la cantidad de gente que había en la cima e incluso de la cantidad de gente que había pasado la noche allí. El nos contó que había luna llena y eran las perseidas, ya sabéis, eso de estrellas fugaces donde vas con una lista para pedir deseos y parece que el personal tiene muchos cosas que pedir… Kaiku adora la montaña en general pero especialmente ese zona, que es su hábitat y como el que está en casa, la protege y la cuida. Así que al bajar hizo un rápido llamamiento en las redes sociales sobre que subir a la montaña es muy bueno y todo eso, pero que, sobre todas las cosas, hay que cuidarlas y dejarla como si no hubiéramos pasado por allí. Ahora que somos tantos en Madrid más…

 

Por favor, no os perdáis:

– el blog de Kaiku en: http://www.kaikuland.com
– las fotos de kaiku en instagram: como kaiku (uno de los mejores fotógrafos de naturaleza)
– los comentarios de kaiku en twitter como @kaikuland

peñalara mar

CIELO GRIS EN MADRID

Hoy el cielo está bastante gris en Madrid. En realidad es un respiro después de todo el solazo del finde. Aun así, el gris nos da una luminosidad increíble, como si los rayos de sol estuvieran empujando a las nubes.

El domingo se fue la Lerdis y está decidiendo sobre su futuro. Pero esas cosas nunca son tan trascendentales, elijas lo que elijas, el futuro es como el cielo de Madrid, siempre aparecerán los rayos de sol que hay empujando detrás de las nubes.

 

Imagen

 

 

 

 

 

Desayunos en madrid…

Ya sabéis ese tópico de que el desayuno es la mejor comida del día. Pues yo lo llevo al extremo, siempre. De inicio, suelo desayunar dos veces al día, cómo mínimo. Pero si estoy de vacaciones puedo hacerlo mucho más. Hay gente que hace merienda-cena, pues yo hago desayuno-almuerzo. Ah! que ya está inventado y se llama brunch? Pues yo lo había inventado hace muchísimos años.

A veces algunos de mis deportistas me cuentan sus desayunos y ¡todos los días son iguales! Es un ERROR GRAVÍSIMO, además de nutricionalmente negativo, es que no sabes lo que te estás perdiendo.

Una de las cosas que más me gustan de Madrid es que los sitios para desayunar salen como setas y últimamente observo que la gente hace un montón de planes mientras desayuna. Será que por la mañana somos más optimistas? Serán los estimulantes del café o té? Será el olor envolvente a croissant?

Os dejo algunas direcciones cerca del Retiro, así hacéis el plan perfecto : PASEO + DESAYUNO ; YOGA + DESAYUNO : CORRER + DESAYUNO…

Mi desayuno de hoy fue en Fonty:

http://madridalacarta.com/en-madrid-restaurante/fonty/gallery/#aebdf

No se por qué este sitio me recuerda a Javi Cx, espero que algún día su NIDITIS (no es una inflamación del nido, sino una empresa muy guay que te lleva comida al curro http://www.niditis.com) le deje tiempo para probar sus desayunos.

 

Para permitirte pecar con algún dulce (solo de vez en cuando 😉 me gusta  ir a Mama Framboise. Ahora han abierto uno en Colón y es muy chulo. Además venden panes diferentes que están muy ricos.

http://mamaframboise.com

 

Otro sitio muy cerca del Retiro es Magasand, dónde hay sandwiches y bastante variedad de desayunos. Además puedes leer revistas que normalmente no encuentras en ningún sitio.

http://magasand.com

 

Pero vamos, que en Madrid, como en el resto de España, allá donde mires hay una buena cafetería con tostadas de jamón, aceite y tomate y el típico café a temperatura “magma volcánico”, que te deja bastante recuperado de la actividad en el Retiro.

Imagen

 

OTOÑO…

IMG_3052En cuanto a temperatura, el otoño, pues, no ha llegado. Yo aún ando en chanclas y camisetas y entre las 12 y las 14 llevo el aire acondicionado en el coche. Pero ya está esa “cosilla” en el ambiente. Te apetece estar más rato en la cama, taparte con una manta en el sofá, usar pijama, tomar bebidas calientes… Para mí, llega además algo insoportable que se instala en mi cabeza en esta época, la nostalgia.

Tengo nostalgia de todo, de lo que hice en el instituto, de lo que hice la semana pasada, de los amigos que no llaman y de los amigos con los que hablé ayer, de la familia que no veo, de mi otra casa, de ser niña, de ser adolescente, de algunos viajes y algunos sitios a los que será difícil volver. Y esto ha explotado hasta tal punto, que cuando hoy he oído en la radio: “son las 11, las 10 en Canarias”, he pensado, que suerte los de Canarias, aún en las 10,  eso sí que eran buenos tiempos… y ahí es cuando he decidido tomar medidas. Y como soy brutísima, todo lo soluciono haciendo un entrenamiento tan fuerte que me deje k.o. la nostalgia y cualquier cosa. Pero es que siempre acabo sonriendo después de una un buen machaque.

Hay un montón de estudios que afirman que el entrenamiento mejora el estado de ánimo (incluso en otoños falsos), pero vamos que no hace falta tirar de investigación. Yo lo veo cada día con los deportistas que entrenan conmigo. El problema, en la mayoría de los casos, es que con un estado de ánimo bajo, muchas personas no son capaces de dar el paso para ir a entrenar. Ahí es importante la labor del entrenador personal, como decía una chica muy guay a la que entrené: “Eres la voluntad con patas”.

Así que si tienes algún amigo “plof por el otoño”, sácalo a entrenar y si eres tú… pues llámanos!!

http://www.marcando.net