6x1000m

Tenía 14 años.  Mi madre me dijo que subiera a la terraza a tender la ropa. Me dió pereza máxima. Pero de pronto un resorte dentro de mí se levantó y acabé la tarea en un periquete. Me sorprendí yo misma. Pero reconocí la sensación. Dos días antes tenía de entrenamiento 6x1000m. En la quinta serie quería dejarlo, pero luché muchísim contra mí misma  para acabarla con un tiempo dignicillo. En seguida vi el enlace.  La misma sensación. Primera vez con esfuerzo, segunda vez automatizado.

Entendí que tenía un tesoro que no tenían los demás y que me hacía estudiar más, competir mejor, ser una persona más luchadora.

Hace 12 años intento llevar mi tesoro al rugby. A veces lo consigo, a veces, no. Pero cada vez lo entiende más gente. Y tal vez llegue un día que el mundo mundial tenga un resorte para vencer sus propias “resistencias” y todo mejore.

 

 

Anuncios