CHOCOLATE

Tomar un chocolate caliente en junio a las 23.00
Llevar dos semanas en una habitación de hotel donde tienes frío y calor a la vez
Hacer listas interminables que no consigo cumplir
Trabajar mirándome en el espejo hasta caerme mal
No conseguir ver Juego de Tronos
Beber agua todo el rato
Mirar el móvil para ver si hay noticias de A, Ler, family,O o el equipo
Oír música desconocida
Lavar ropa a mano
Irme pronto a la cama y despertarme pronto para pasar una hora leyendo en la cama
Tener sueños extraños y autoanalizarme solo si me gusta el resultado
Correr al sol
Comprar un molesquine en una calle de Bucarest que parecía Berlín aun cuando había pensado que había abandonado esa adicción
No poner puntos en los post del blog para pensar que una vez leía poesía

Para Zack, sabré que has estado aunque no te vea ningún día

Anuncios

PEOPLE

Una de las cosas que más agradezco de mi trabajo como entrenadora personal es haber conocido a gente muy interesante en la intimidad de su casa. Con ese problema de super-empatía que tengo siempre, aunque no comparta, tengo la tendencia de ponerme en la piel del otro. A veces me pasa cuando ganamos un partido importante, me duele un poco que los rivales se sientan mal.

Hoy he recordado a una chica que era muy muy guapa y siempre me decía que quería las piernas de Paulina Rubio. Yo tuve googlear como eran y no entendía nada. Era una chica que podía tenerlo todo. Me contó que tenía una extraña enfermedad (sin nombre) hereditaria que hacía que le dolieran mucho los músculos. A la larga fui descubriendo que le dolían la mayoría de las cosas que pasaban por su vida. Que llegara tarde a una reunión era doloroso, que la chica no fuera a trabajar le dolía, que le cambiara la sesión de hora le provocaba una semienfermedad. El tiempo (breve) nos acabó separando porque la cosa no funcionaba. Yo no logré entenderla.

Pero a veces pienso por qué. Por qué no logré entenderla? Qué le pasa para estar constantemente insatisfecha.

Según el yoga tibetano (rima, no?) existen más de 84.000 canales psíquicos, cada uno representado por un canal de energía en el cuerpo (serrano) tangible. Estos se clasifican según la forma en la que gira la mente. Normalmente de dos formas: una en la que tiene percepciones correctas y otra en la que tienes percepciones incorrectas.

Las percepciones correctas son fáciles de entender porque cuándo las tienes te sientes feliz y afortunado. Pero en las percepciones incorrectas, las valoraciones mentales intangibles forman una experiencia que te hace sufrir (de forma leve o intensa). La ACTITUD aquí es todo. Entrenamos al cerebro para q siempre cree percepciones correctas y así desterrar el sufrimiento de tu vida y de tu mente. Así que si cambias tu forma de pensar puedes cambiar tu energía.

Siempre tengo la necesidad de contar esto a los jugadores que llegado a un punto de la temporada ven que juegan menos y eso acaba en una bajada de rendimiento, por millones de factores, pero sobre todo porque sus percepciones incorrectas le están llevando al “sufrimiento”. A veces incluso esto deriva en lesión. He visto casos. A veces en equipos deportivos, muchos casos de esos producen una bajada global del rendimiento  del grupo y provocan su debilitamiento. No es solo eso. Obvio. Pero es importante.

Hoy estoy con fiebre. Ayer estaba triste por las cosas del rugby. Busco la ACTITUD para levantar lo que me queda de día. Y lo voy a conseguir. Además esto será un pasito más para que mi mente lo tenga más fácil la próxima vez.

pd. la música ayuda