my favourite things

Decir que nos unió el rugby sería demasiado simplista. Tal vez, el rugby hizo que coincidiéramos, pero nos unió también la dependencia al café, el jazz, el cine coreano, algunos olores sutiles y el chocolate, entre otras cosas. Hace tiempo que no le veo porque, de momento, estoy intentando correr todo el tiempo en muchas direcciones buscando algo. Aún no se que es, pero seguro que lo encontraré. Mientras tanto y con un café… va por tí:

 

 

Anuncios