Imagen

Están dando en Sportmanía el Argentina – Nueva Zelanda, vaya partidazo. Argentina está espectacular frente al mejor equipo del mundo. Pero además hay tema, porque Sudáfrica está cada día mejor y todo esto sin hablar de Gales… Mientras veo que Wilko ya está anunciando el Mundial!

Este fin de semana, me he acordado de un momento de este verano. Estábamos a punto de jugar la final de un torneo con los Correcaminos y nos planteábamos si deberían jugar todos los que estábamos, porque había gente realmente novata, pero de pronto, Truman (que es un jugador que me encanta), dijo que eso diferenciaba al rugby de otros deportes y al Correcaminos de otros equipos. Y ganamos. Y ganamos por eso. Pero aunque hubiéramos perdido, yo habría ganado, porque me llevé ese momento. Este fin de semana también, han venido muchos Correcaminos y ha sido muy intenso en cuanto a rugby, muchos amigos han venido a jugar el Torneo de Atapuerca, que es un torneo de veteranos que organiza mi club y toda la semana hemos estado expectantes y emocionados por ver a la gente. El sábado por la mañana, y por primera vez dentro del torneo, jugué un partido de rugby de veteranas, con antiguas compañeras y amigas, luego vi jugar al Semidios dos minutos hasta que se abrió la ceja, me tomé un café con Schumi, estuve charlando con un montón de amigos. luego fui a ver jugar al CAU un amistoso contra Arquitectura y ví que salían cositas de las que se están entrenando,  luego fui a la fiesta del torneo y estuve bailando y riendo hasta las mil con un montón de gente que quiero… gente de rugby.

El rugby es lo primero en lo que pienso al despertarme (bueno después del mítico pensamiento de “5 minutos más” pulsando el despertador) y lo último que pienso cuando me voy a la cama. Pero este motor lo enciende los comportamientos y las acciones de la gente que he ido encontrando en toda mi vida de rugby, toda la gente que me ha enseñado a ser mejor. Así que este post va dedicado a:

Peloco, por apoyarme siempre

Rafuto, por oírme

Pulga, por enseñarme

Pedro Fuster, por cuidar de todo mientras yo no estoy

Rollo, por Capitán

Raul Kaiku, por darme cosas bonitas que ver cada mañana

Nacho Cateto, por traerme

Schumi, por mejorar

Danés, por intentar volar en cada salto más arriba

Osama, por superhéroe

Bol y Silvia, por ser auténticos pilares, juguéis de lo que juguéis

Marta Estelles, por futuro

Rocío, Barbara y Sol, porque me encanta jugar con vosotras

Oti, porque este año toca que seas tú la que se ilumina al hablar de su equipo

Miki Puerta, por dar siempre buenos consejos con y sin café

Soriano, por tener la fuerza de empezar una y otra vez y pedirme estar en eso

Zack, porque te pienso siempre

Rob y Noggie, por permitirme volver a llegar a casa contenta después de entrenar

Borja, por hacer que sea mejor entrenadora

Balloki, por mejorar día a día

Puma, porque verte me hace feliz

Chano, por tener ese no se qué familiar y rescatar a Jorge (¿?)

Raper, porque solo tú y yo entendemos algunas cosas que nadie más entiende

Jess, por decirme con acento francés que tenemos que subir por las escaleras, porque somos máquinas

Semidios, tú ya sabes por qué…

Y… me dejo a mucha gente, pero están dando el resumen del Sudáfrica – Australia y no me lo puedo perder!