CRUDÍVOROS…

Crudívoros. Hace unos días leí en un periódico las declaraciones de una crudívora: “no como alimentos cocinados y solo he tenido que ir una vez al médico”. En los últimos cuatro años he comido bastante mal, para lo que me gustaría comer, pero no he tenido/podido ir al médico. Tenía tantas cosas que hacer y pensaba que tenía una responsabilidad tan alta en ellas, que me olvidé de mis enfermedades, molestias, dolores, catarros, gripes, etc. En las últimas dos semanas, y después de que un ámbito muy importante de mi mundo sufriera una sacudida, he ido 5 veces al médico. Conjuntivitis. Un bulto. Un catarro. Un dolor de rodilla. Un dedo del pie roto. Está claro. Es hora de hacerme crudívora.

Los crudívoros no comen alimentos cocinados, se nutren con frutas, verduras, frutos secos, germinados, algas. Hay muchos nutrientes que se destruyen a más de 40ºC y al mismo tiempo se liberan sustancias tóxicas. Parece estar comprobado que su piel mejora y tienen mayor vitalidad que los que usamos el fuego.

Ahora ha llegado el momento de tomarme las cosas sin cocinar, y me refiero a las responsabilidades y a las decisiones, así que, allá voy! Esta es la semana.

Imagen